Google Play music vs Spotify

En el ámbito de las plataformas digitales para escuchar música, Spotify hace ya años que se ha posicionado como líder del mercado. Su decisión de permitir el uso gratuito con publicidad y ofrecer la versión premium gratis durante un tiempo limitado ha dado sus frutos. De esta forma, ha conseguido fidelizar y convertir en premium “permanente” a más de cien millones de sus usuarios. Pero no es, ni mucho menos, el único servicio de música online de éxito. El gigante Google también tiene el suyo propio: Google Play Music, y dispone de argumentos de peso con los que golpear al campeón.

Google Play Music, con más música y espacio en la nube

La alternativa de Google llega con más de 40 millones de canciones en su catálogo y supera así a Spotify, que cuenta con unos 30 millones. Ofrece también exclusividades, como una emisora de radio especial para Samsung Galaxy S8, o el lanzamiento anticipado de discos para sus oyentes. Además, te permite subir tu propia música a la nube, hasta un máximo de 50.000 canciones. Así, puedes escucharlas mediante streaming en cualquier lugar, o descargarlas desde la plataforma en tu dispositivo móvil, para que estén disponibles aunque no tengas conexión a Internet.

Este servicio es el único que podrán utilizar los usuarios que no contraten el premium, ya que a diferencia de Spotify, Google no permite el acceso a su catálogo a los clientes de la versión gratuita. Para motivar a los indecisos, el precio de la suscripción (9,99€/mes) da acceso también a Youtube Music Premium. Y es que por unos pocos euros más, es posible también contratar la suscripción de Youtube Premium, incluyendo los tres servicios: versiones premium de Youtube, Youtube Music y Google Play Music.

Spotify demuestra que la veteranía es un grado

El servicio más utilizado de música en streaming nació en 2006, cinco años antes que el de Google. Y en todo este tiempo ha conseguido enganchar a un gran número de oyentes, que en su mayor parte comenzaron utilizando la versión gratuita. Ha tenido movimientos muy acertados, como su alianza con last.fm, uno de los servicios más veteranos de música en internet, que lleva desde 2002 ofreciendo canciones y recomendaciones musicales a sus usuarios. Estos pueden escuchar las canciones de sus listas en Spotify, y así aprovechar las ventajas de ambas plataformas.

Los clientes fieles de Spotify valoran mucho su interfaz, el sistema de listas, recomendaciones, etcétera. Además, en el caso de tener premium (también 9,99€/mes), la posibilidad de descargar la música para escucharla en modo “sin conexión”. Su catálogo, a pesar de ser menor que el de Google Play Music, es muy amplio. Ambos servicios ofrecen la posibilidad de escuchar podcasts, además de música.

¿Cuál elegir?

Tomar la decisión entre un servicio y otro no es sencilla. Como gran ventaja del premium de Google Play Music podemos valorar la posibilidad de subir nuestra propia música, lo que nos asegura que podremos escuchar nuestros temas favoritos sin preocuparnos de que estén o no en el catálogo. También es interesante la inclusión del premium de Youtube Music por el mismo precio, y la posibilidad de pagar un poco más y obtener también el de Youtube. Y no hay que olvidar el hecho de que su catálogo tiene 10 millones más de canciones que el de su principal competidor.

Por otra parte, Spotify tiene un excelente sistema de recomendaciones basado en big data, muy pulido y que suele acertar con nuestros gustos. También destaca en la gestión de listas, tanto individuales como colectivas. Estas se pueden compartir, modificar, y crean un matiz de red social que muchos usuarios valoran positivamente. También gana a Google en compatibilidad, ya que existen aplicaciones de Spotify en Windows, MacOs y Linux, mientras que, en estos sistemas, Google Play Music debe ser utilizado a través de Chrome.

Ambos ofrecen también el formato de cuenta familiar por 14,99€ al mes, con lo que podemos ser premium a un precio muy competitivo si lo compartimos. Aprovechando esta opción, resulta más viable aplicar la solución más salomónica y satisfactoria: ¡contratar ambos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *