Los mejores móviles con Android One

Cuando hablamos de un teléfono Android, nos referimos a un terminal que utiliza el sistema operativo del mismo nombre. Android fue creado por Google para su uso en teléfonos y otros dispositivos móviles. Para ello se basó en otro que ya existía anteriormente, llamado Linux, que a su vez viene de Unix. Tras la debacle de otros sistemas para móviles como Windows Phone y su sucesor, Windows Mobile, casi todos los teléfonos actuales utilizan Android, excepto aquellos fabricados por Apple.

¿Qué es Android One?

Los fabricantes de smartphones, al incluir el sistema Android en sus dispositivos, decidieron personalizarlo de diferentes maneras. Se añadieron aplicaciones y configuraciones propias en la interfaz de usuario, lo que se dio en llamar “capa de personalización”, la cual no puede ser modificada o eliminada. A menudo, estas personalizaciones penalizan el rendimiento del teléfono, y obligan al usuario a mantener instaladas apps que no necesita. Esto resulta problemático sobre todo en terminales más modestos, en los que se hace más notable la ralentización. Para solucionar esto, Google desarrolló Android One, un estándar que implica el uso del sistema Android sin modificaciones.

Los dispositivos Android One llevan una versión completamente limpia del sistema, sin modificaciones del fabricante. Creado pensando en los teléfonos de gama baja, actualmente todo tipo de terminales se han sumado a este estándar. Así, aprovechan la fluidez y sencillez que les proporciona el sistema Android “puro”. Además de la mejora en rendimiento, el uso del sistema tal y como fue concebido por su desarrollador evita problemas de software e incompatibilidades. Esto no quiere decir que los dispositivos sean invulnerables, siempre puede surgir algún problema en el hardware, o que alguna aplicación maliciosa nos haga un estropicio. Para solucionar este tipo de incidencias podemos contar con expertos como los técnicos de Mundo del móvil, que conocen a fondo el funcionamiento tanto del sistema como de cada modelo de smartphone.

Móviles con Android One

En la gama alta de teléfonos con Android One encontramos terminales como el Nokia 8 Sirocco, con pantalla pOLED de 5’5 pulgadas, CPU Qualcomm Snapdragon 835, 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento interno, alimentado por una batería de 3.260 mAh. Incluye características avanzadas como lector de huellas digitales, cámara dual de 13 y 12 MP y carga inalámbrica. La combinación de su potencia con el sistema Android One hace que todo se mueva con una fluidez impresionante.

Modelos más modestos como el HTC U11 Life también utilizan Android One, en este caso con un procesador Snapdragon 630, 4 GB de RAM, cámara dual de 16 + 16 MP, batería de 2.800 mAh y almacenamiento interno de 64 GB. Ofrece también una versión más económica con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento. Se trata de una excelente opción para probar la experiencia de este sistema con un teléfono de gama media.

Si lo que buscamos es un modelo de entrada, podemos optar por el competente Xiaomi Mi A2 Lite, uno de los mejores terminales en cuanto a relación calidad-precio que podemos encontrar en el mercado. Con un procesador Snapdragon 625, ofrece las mismas posibilidades en cuanto a memoria RAM y almacenamiento que el HTC, aunque su cámara es algo inferior (dual de 12 + 5 MP). Este modelo destaca por la gran capacidad de su batería, de 4000 mAh, y un precio más que ajustado. Aunque su procesador no es el más veloz, es más que suficiente para lidiar con Android One.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *